By Martha Puente

Correo: martha.puente@politicaladvisorsapc.com


Hace 10 años eran muy pocas las personas que hablaban de representación LGBT+ en el deporte, fue hasta que el hoy clavadista olímpico Tom Daley anuncio públicamente que era gay, que los medios visibilizaron el problema: que la elite del deporte no era un lugar seguro para los deportistas que pertenecían a la comunidad LGBT+.

En ese momento eran muy pocas las y los atletas que vivían públicamente sus relaciones personales,  un gran ejemplo de ello es que en Londres 2012 solo 20 de los 10,000 deportistas se asumían como parte de la comunidad LGBT+.

Por esto lo que ha pasado en Tokio 2020 es tan importante, al ser hasta el momento los Juegos Olímpicos con más representación LGBT+ hasta el momento, lo que sin duda es un gran paso para la visibilización e inclusión de las personas que pertenecen a esta comunidad.

 “Me siento muy orgulloso de decir que soy un hombre gay y un campeón olímpico” dijo Daley,  además de asegurar “pensé que nunca sería nada por lo que soy”.

Por su parte la skateboarder estadounidense Alexis Sablone declaro que “Era hora de que todo el mundo pudiese ser quien es y ser celebrado por ello” agrego además que “Esperamos que eso signifique que incluso fuera del mundo de los deportes los niños son criados no solamente con la presunción de que son heterosexuales”, dichas declaraciones resultan muy importantes, sobre todo al venir de una de las al menos cinco deportistas abiertamente LGBTQ en su deporte.

OutSports, publico que la cifra de deportistas abiertamente LGBT+, donde al menos de 200 personas, entre las que se encontraban gays, lesbianas, bisexuales, transgénero, queer y no binarias. Lo que representa 3 veces la registrada en Río 2016. Del mismo modo 30 países contaban con al menos un atleta que se asumía parte de la comunidad de manera pública, siendo este un faro de esperanza para las generaciones más pequeñas.

Sin embargo, y aunque esto representa un avance importante, aún quedan muchas barreras que derribar y estigmas que romper, como lo declararo el nadador finlandés Ari-Pekka Liukkonen, dijo que “Por alguna razón, es más duro ser abiertamente gay en la natación.” Ya que él es uno de los pocos nadadores que se han declaro abiertamente gays.

Del mismo modo Tom Daley, Quinn, Laurel Hubbard y Raven Saunders, hicieron un llamado a visibilizar los demás problemas que aún persisten.

Si bien Tokio 2020 representa el progreso que se ha tenido en la sociedad y en el deporte, aún queda mucho camino por recorrer para hacer del deporte (en todos sus ámbitos)  un lugar seguro para ser como quieras ser.


Con tu apoyo podremos crear más y mejor contenido ¡Ayúdanos a seguir creciendo!


Acerca del autor: Martha Puente es estudiante de Derecho en la Facultad de Derecho de la UNAM.

¡Comparte en tus redes sociales y con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email