By Eder Rodríguez

Correo: alexis.osorio@politicaladvisorsapc.com


México cuenta con una posición  privilegiada en  el orden mundial. Sus principios de política exterior (establecidos en el artículo 89 de su carta magna) lo posicionan como un país activo dentro del escenario mundial. Esto se debe principalmente a las experiencias pasadas que tuvo el país, hablando principalmente de intervenciones. Hoy en día, en pleno contexto mundial caracterizado por la globalización, nuestro país enfrenta nuevos retos que enfrentar. Sin embargo, México cuenta con un arma muy poderosa llamada “Diplomacia Cultural”. El presente artículo tiene la finalidad de analizar la definición, importancia, características, instituciones encargadas de la diplomacia, oportunidades, y desafíos que enfrenta México en torno a la diplomacia cultural. 

Como primer punto, partiremos definiendo el término diplomacia. Para ello nos sujetaremos a la definición brindada por  Pearson el cual define a la diplomacia como “…las prácticas y métodos formales mediante los cuales los Estados conducen sus relaciones internacionales” (Marisol, 2011, pág. 7). Definida la diplomacia abordaremos la definición de cultura según  La declaración Universal sobre la diversidad cultural de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la cual define a la cultura como “el conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras, los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias”. Partiendo de ambas definiciones, podemos entender como diplomacia cultural al intercambio de aspectos culturales entre naciones con la finalidad de relacionarse entre sí. (Fabiola, 2015, pág. 5)

Teniendo en cuenta que México cuenta con una diversidad cultural sin precedentes, es preciso reflexionar sobre la importancia de la cultura como instrumento de política exterior. Partiendo de las raíces indígenas, el periodo colonial, la herencia de la Revolución Mexicana y el periodo contemporáneo, podemos darnos cuenta que las bases históricas con las que cuenta el Estado mexicano le permitirá tener mayor dinamismo en sus relaciones con otros Estados. Hoy en día muchos países utilizan sus recursos en la promoción de su cultura a través de la expansión y despliegue de institutos de cultura, dedicados principalmente al estudio y enseñanza de idiomas, como es el caso de España con el Instituto Cervantes (Observatorio Vasco de la Cultura, 2010, pág. 7), o China con el Instituto Confucio.

Las estrategias utilizadas por los Estados sin recurrir al uso de la fuerza se denominan Soft Power, un concepto creado por Joseph Nye a partir de su libro “The Future of Power” publicado en 2011. Según el autor, el poder suave para Nye se basa en factores institucionales, ideológicos y culturales (Sergio, 2012, pág. 206).

Dichas estrategias son de vital importancia en las relaciones internacionales del siglo XXI, puesto que cualquier país que tenga una base histórica sólida le permitirá tener una mayor presencia en el exterior, proyectando una imagen positiva. Sin duda este es el caso del Estado mexicano, puesto que al no tener a su alcance un poderío de tipo militar no puede hacer uso de ningún poder duro. En cambio, tiene una herencia cultural significativa con la cual puede hacer uso del poder suave.

En cuanto a las características que posee la diplomacia cultural encontramos 3 características esenciales que abren paso al siguiente punto. La primera característica es su carácter abierto; es decir, al ser la cultura un instrumento de política exterior permite que cualquier persona pueda participar activamente en el intercambio cultural tanto de su país como recibir la cultura de otro país. Mientras la diplomacia tradicional entabla relaciones de alto nivel, la diplomacia cultural (siendo parte de la diplomacia pública) se encarga del intercambio cultural entre los ciudadanos de un país y otro. (Observatorio Vasco de la Cultura, 2010) La siguiente característica que encontramos en la diplomacia cultural es su periodo de aplicación a largo plazo, tomando en consideración la diversidad cultural que existe en México, así como su riqueza milenaria, podemos deducir que es amplio el abanico de oportunidades que pude aplicar nuestro país en materia de diplomacia cultural. Y por último en cuanto a características es la estructura de multinivel, esto se refiere a la participación de un considerado número de actores encontrados desde el ámbito local hasta el internacional.  

Por consiguiente los alcances que tiene la diplomacia cultural  vienen directamente implicados con la labor que ejecute un país; es decir, el empleo de estrategias que promuevan la riqueza cultural de un país; en el caso de México, hay ciertas instituciones encargadas de llevar políticas culturales al exterior; son principalmente tres instituciones; la primera es El Senado, que de acuerdo con La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos  es el poder facultado para analizar las acciones del presidente en cuanto a la política exterior, así como ratificar nombramientos (Marisol, 2011, pág. 42); la segunda institución o poder es el presidente; y por último, la Secretaria de Relaciones Exteriores, institución encargada de llevar a cabo la diplomacia mexicana por medio de representantes, en el caso de  la diplomacia cultural son los agregados diplomáticos (Alberto G. F., 2009).

Con base en lo anterior, cabe agregar que además del fortalecimiento de las relaciones entre un país y otro derivado de la diplomacia cultural, también existe la gran ventaja (oportunidad) de promover el turismo, aportando al país crecimiento económico, así como el desarrollo del turismo cultural sustentable (Guerrero Ortega Carlos, 2009).

Por último, debemos tener en cuenta el contexto internacional actual para reflexionar acerca de los desafíos que tiene México en cuestión de diplomacia cultural. Si bien, mencionamos con anterioridad la importancia de la riqueza cultural  como herramienta diplomática, no vasta simplemente poseer dicha riqueza y diversidad, puesto que para ello es necesario definir políticas que permitan el desarrollo integral de la diplomacia cultural. De igual forma, es importante la preparación de cuadros diplomáticos que se encarguen de proyectar la cultura de México en el exterior, con la finalidad de mostrar una imagen positiva de nuestro país a cada rincón del mundo. (Alberto F. G., La labor de los diplomáticos culturales, 2009)

Desde mi punto de vista, y como conclusión, pienso que la cultura nos permite entendernos como seres humanos, además de crear lazos que muchas veces ciertas ideologías detesta. Si viajamos al pasado veremos que los anteriores estadistas y líderes políticos optaban por una manera caótica de llevar sus relaciones diplomáticas, fundamentadas en el militarismo y el intervencionismo. Sin embargo, hoy en día el mundo es otro, uno que ha aprendido de su pasado, logrando así nuevas maneras de llevar su política exterior. En el caso de nuestro hermoso país, la diplomacia cultural se está convirtiendo en parte intrínseca de nuestro actuar en lo externo, partiendo de la herencia cultural milenaria, y nuestras experiencias con distintos países de la esfera mundial, es a partir de ello que debemos ser conscientes del rumbo que queremos como nación, teniendo como base nuestros principios de política exterior.


Con tu apoyo podremos crear más y mejor contenido ¡Ayúdanos a seguir creciendo!



Bibliografía:

Alberto, F. G. (2009). La diplomacia cultural como instrumento privilegiado de la política exterior. Revista Mexicana de Política Exterior, 1-6.

Alberto, F. G. (2009). La labor de los diplomáticos culturales. Revista Mexicana de Política Exterior, 1-6.

Fabiola, R. B. (2015). Diplomacia cultural. ¿Qué es y qué no es? Espacios Públicos.

Marisol, O. G. (2011). La Diplomacia Cultural de México: Antecedentes, Situación Actual. EGAP Tecnológico de Monterrey.

Observatorio Vasco de la cultura. (2010). Diplomacia cultural. Lisboa.

Secretaría de Relaciones Exteriores. (2019). Presentación del Consejo de Diplomacia Cultural. 8-08-2020, de Secretaría de Relaciones Exteriores Sitio web: https://www.gob.mx/sre/articulos/presentacion-del-consejo-de-diplomacia-cultural-200443?idiom=es

Lucía Inés. (2019). La diplomacia cultural, el arma más poderosa de México. 09-08-2020, de EL Orden Mundial Sitio web: https://elordenmundial.com/diplomacia-cultural-mexico/

Wilson Melisa. (2018). La diplomacia cultural en las relaciones internacionales. 10-08-2020, de Córdoba Global, Centro de estudios internacionales Sitio web: https://cbaglobal.com.ar/la-diplomacia-cultural-en-las-relaciones-internacionales-contemporaneas/?fbclid=IwAR2DbTvw-19u1ElAwKtDQXiCSmqn9sZmj3srQSErlyoawldaLZFt4YbDZ4A


Acerca del autor: Eder Rodríguez es estudiante de Relaciones Internacionales.

¡Comparte en tus redes sociales y con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email