Colectividad, Lenguaje y Metalenguaje : Los monstruos del subconsciente de la política mexicana en la Era AMLO.

By Luis Díaz

Correo: luisdiaztr@politicaladvisorsapc.com


Se habla mucho de la agenda mediática que el presidente dicta cada mañana a partir de las 7:00 AM donde en forma de chiste dicen que recita versículos bíblicos, cuenta bromas al estilo “stand up” y genera una serie de datos que pueden o no ser avalados por las instancias oficiales del mismo gobierno que el encabeza, sin embargo hay mensajes que en ciertos sectores del circulo rojo caen en baldes de agua fría ya que carecen de todo “refinamiento intelectual”, “fomentan el fanatismo” o muestran a un hombre “supersticioso”, alejado de la razón.

La negativa del uso del cubrebocas y la ostentación del “detente” como mensajes secundarios; canalizados muy bien por la oposición se volvieron centrales en el manejo de la pandemia que se vive actualmente. En la óptica de estos grupos empresariales, políticos y académicos ven en el presidente al hombre de paja, incapaz de gobernar una de las naciones que hasta hace poco tenia una de las trece economías más importantes del mundo.

Otros ojos en esos mismos mensajes se vieron identificados ya que lo único que cuentan para sobrevivir es la “querencia de su propia existencia” y la “providencia de Dios” que es de la forma que viven millones de personas de origen campesino, de culto católico con baja instrucción escolar cuya potencial protección sanitaria de la que pueden echar mano es el aire que respiran a falta de infraestructura médica.

Se puede decir que de esta forma no se gobierna o no se obtienen los resultados deseados, lo cual es en parte cierto pero no del todo. Partimos de la premisa de que todos como país tenemos los mismos objetivos tanto gobierno como oposición y sociedad civil, lo cual refleja que vivimos en una dinámica que desconocemos a la totalidad.

El gobierno mexicano con López-Gatell al frente de la pandemia mencionó que si una persona se infecta no pasa nada, convivirá con otras personas algunas de ellas desarrollaran defensas y no se contagiarán, la idea es el razonamiento de un árbol de probabilidad, entre más ramas sean autoinmunes actúan como una barrera lo cual hace que las otras personas no se contagien.

Si consideramos que tenemos una curva alta de muertes y contagios, se cumple la desigualdad que hay más autoinmunes que asintomáticos por más largo que sea el proceso (o más doloroso) se logrará la inmunidad del rebaño. La estrategia del gobierno no ha sido ni canalizar, ni hacer test generales, ni aislar a los contactos de la gente enferma. Se han fijado la meta de no saturar hospitales, mantener una cuarentena larga que permita que sea controlable al no existir diferenciales vertiginosos en el cambio de la curva y ampliar el mayor tiempo posible para que sean constantes los contagios a cargo de “Susana Distancia”, higiene personal, lavado de manos, evitar salir si se es parte del grupo de riesgo y un ordenado regreso a actividades económicas.

El discurso y la retorica de la pandemia se ha fundamentado en el trabajo «mal hecho» o “bien hecho” del subsecretario Hugo López-Gatell. Atizado desde las oficinas de Palacio Nacional o de los gobernadores en un único punto que es la famosa reducción de la curva a cero casos (que desde luego ha fracasado si lo vemos así) pero si consideramos que se busca la inmunidad, la estrategia del subsecretario se entiende “sea buena” El problema radica en que no se critica la opción tomada (o probable) sino la que uno cuadra de acuerdo a lo que se entiende de los mensajes emitidos.

La característica de un mensaje difuso puede ayudar a quien lo emite a distraer o dominar la agenda en interpretaciones acertadas o no de lo que pretende lograr. En México este recurso del lenguaje se le conoce como cantinfleo, en honor a uno de los cómicos de carpa más famosos por decir mensajes cifrados en un metalenguaje lo que le permitió emitir un mensaje claro para quienes estaban interesados en recibirlo; el público harto de la simulación política y la dictablanda que ejercía en México el PRI de mediados de siglo. El humor y el poder nunca se han llevado bien, el poder pretende siempre volver la comedia en tragedia y lo ligero en solemne por lo que el papel de los gobernantes suele ser críticos del humor porque es la vía más efectiva para quitarles poder por medio de la exageración ridícula o las verdades declaradas a medias.

El humor en el Presidente no se ha ido del todo pero la connotación de su puesto lo ha vuelto grotesco e insensible. Quien rie desde lo alto se encontrará con el eco de su soledad.

El metalenguaje no sólo se encuentra en la metáfora ya sea poética o vernácula. El discurso no sólo se conforma de narrativas entrecortadas o complementarias en la esfera pública concentrada en la sociedad, medios y gobierno, genera una fuerza colectiva en las comunidades afines a tales ideas. A veces prácticamente rayando en el fanatismo lo cual tiene explicación que partirá de la forma que contemplo el problema sociopolítico pero antes le aburriré con algunas cuestiones filosóficas, históricas y hasta esotéricas pero que en el hilo conductor del articulo podrán echar más luz en el tema. Recuerdo que los objetivos de estos análisis es enfocarse en el aspecto semiótico del poder como narrativa literaria más que como ciencia política.

Cuando hablamos de lenguaje y metalenguaje sería bueno recordar el aforismo de Ludwig Wittgenstein más famoso en su Tractactus Logico-Philosophicus; “Los limites de mi lenguaje son los limites de mi mundo” Es decir el lenguaje es mediador con el mundo en el que vivimos, para recrear la “realidad” necesitamos de la intervención del lenguaje que es meramente interno, lo cual lo vuelve subjetivo. La exactitud gramática o semántica que pueda ejercer hará una mejor comprensión del fenómeno.

Derrida, también filosofo del lenguaje pero de corriente diferente al pensador alemán considera que las estructuras de lenguaje son estructuras de pensamiento. No podríamos pensar sin lenguaje pero el lenguaje va más allá de cuestiones gramaticales o semánticas. La interpretación del fenómeno no sólo esta dada por el lenguaje que uso para interpretarlo, también esta en mis propias concepciones la forma que tengo para reconstruirlo o deconstruirlo de acuerdo a Gadamer esto se le conoce como contexto. El texto tiene un contexto para su autor pero otro muy diferente podría darse para su lector. La lectura es un dialogo con los autores por ende el resultado son nuevas formas de descubrir los textos de ahí nace la hermenéutica.

Si esta definición de lenguaje la llevamos mas allá de la interpretación “textual” de entrada podemos observar que el lenguaje crea “realidades/contexto.” La literatura universal es prueba de ello. La mente de Cervantes dio existencia al Quixote. Conocemos al Quixote por la mente de su autor aunque este sea un archetipo de la búsqueda de la libertad humana. He ahí un ejemplo del lenguaje como creador y como interprete aunque podría no ser tan lineal, el Quixote podría existir únicamente por la necesidad de la libertad humana siendo el “dasein” en concreto de la libertad. Italo Calvino en el “Caballero Inexistente” menciona que este es una coraza de armadura vacía con el único anhelo de la fuerza del deseo de existir. Esto sucede con los magnos personajes literarios que son el dasein de los anhelos humanos, tienen su fuerza propia para el deseo de existir.

El metalenguaje como concepto no es otra cosa que lo siguiente “Es un lenguaje que se usa para hablar o acceder a otro lenguaje sin importar que pueda ser o no el mismo lenguaje en ciertos casos” Esta definición no tan extraña, no es otra cosa que un acceso al objeto que de otra forma no sería posible, suena raro pero en lógica y matemáticas es esencial para poder trabajar temas como la teoría de conjuntos. Por ejemplo un “Conjunto”:  Es una colección de cosas relacionadas de tal manera, mientras que una “Clase”:  Es una familia de conjuntos  de colecciones de cosas relacionadas de tal manera. Es cacofonico y “loco” pero saca de muchos apuros en computo, inteligencia artificial, filología y hasta en el esoterismo. Quizá una Clase sea lo mismo que un conjunto grandote o quiza no pero sirve para clasificar una serie de conjuntos de ciertas características que siendo un conjunto no podría contener otro conjunto de su mismo tamaño o mas grande porque seria la misma cosa o se volvería un subconjunto. Si se parte del siguiente ridículo se entenderá este concepto.  Imagínese que Emilio Lozoya metió unos miles de dolares a una bolsa de plástico(conjunto), pero no puede meter todas las bolsas de plástico con miles de dolares en una bolsa de plastico por lo que hace una bóveda(Clase) exclusiva donde solo mete esas bolsas de plástico, cada bolsa de plástico representa un conjunto con el mismo número de billetes de la misma denominación (cardinalidad). Ahora dentro de esa misma bóveda podría reordenar el conjunto con billetes de cierta denominación diferente y así recrear otro conjunto que esta contenida en la Clase pero con carnalidad menor o igual a la que las contiene. No se preocupe no es necesario que conozca toda la teoría de Zermelo Frenkel pero si tener definido que es un metalenguaje.

Un metalenguaje: Es aquello que utilizamos para definir cosas del lenguaje que de otra forma no podemos referir. En este caso cuando me refiero al metalenguaje no me refiero al metalenguaje de C, Python, el español, el ruso o lengua vernácula, más bien con metalenguaje me referiré a lo simbólico y más particular a lo que es la Clase de Símbolo Occidental. Es decir la construcción simbólica en Occidente que podría tener un significado totalmente diferente al mundo árabe u oriental por dar un ejemplo.

Bien, después de esa introducción cultural retomaré que dado un discurso político en este caso el presidencial expresa por un lado la “interpretación de la realidad política del país” desde los ojos del Estado mexicano (O sea el Presidente) no solo explica, también crea en las colectividades una interpretación forzada con el sistema de creencias políticas o “realidades sociales” en las que sus escuchas se desarrollan y pueden negar o aceptar según sea el caso pero dado el poder desde el origen del mensaje genera animo social tanto de apoyo como desaprobación, muchas veces ignorando el sentido del lenguaje como interpretador de la “realidad” El discurso presidencial crea “realidades metasociales” que chocan con la interpretación positiva a los hechos ocurridos pero que no las desliga del todo.

El nacimiento del mito siempre tiene algo de positivo, se basa en un hecho por ejemplo los fantasmas de carretera siempre tienen fines moralizantes que posiblemente se deban a que por esos kilómetros mucha gente murió por no ser responsable en el volante, victima de un asalto, etc. pero un hecho histórico generó un mito.

Si consideramos la interpretación mítica del discurso presidencial podrá entenderse la cosmovisión de los adeptos de FRENAA que ven en AMLO un dictador comunista porque cobra impuestos a las grandes empresas deudoras del SAT y da programas sociales cuando anteriormente se daban grandes subsidios de impuestos a empresas y personas cercanas a la élite gubernamental. Este hecho en si mismo no vuelve a AMLO comunista empero refuerza una idea colectiva en algunos sectores de la clase media alta que da justificación a la “pesadilla que estamos viviendo.”

El caso contrario se le puede dar esta misma explicación: El individuo que esta convencido que AMLO va a cambiar el rumbo del país ve en los casos de probable corrupción una prueba que el Presidente debe superar, ya que las fuerzas enemigas tienen una guerra en contra de un hombre honesto que se atreve a cambiar el país.

En este ejemplo especifico tenemos dos elementos de la “realidad per se” que hay grupos empresariales poderosos que no están a favor del Presidente y que hay elementos que podrían indicar casos de corrupción en el gobierno actual. Esto no significa que exista una guerra apoteósica ni que el gobierno de AMLO sea a priori honesto. La interpretación que el sujeto hace de estos elementos da un sentido subjetivo que raya en lo mítico.

Tanto el “chairo” como el “fifi” son sujetos interpretadores de los hechos verificables e influenciados por las narrativas que confluyen dialecticamente en sus mentes no obstante considero que no es libre el sujeto ya que esta encadenado a sus prejuicios que alimentan un ente sociocolectivo al que me referiré en unos párrafos más adelante.

Por lo mientras quisiera refrescar al lector tres puntos que he tomado holistícamente.

  1. El lenguaje es la forma en que el ser humano piensa tanto su entorno como crea su propia identidad. El lenguaje está en su capacidad de raciocinio por ende el lenguaje interpreta por medio de símbolos y es una Clase de Símbolo. (Relación lenguaje-metalenguaje). Este sumerge al hombre en todo su entorno físico, psicológico, espiritual por lo que necesita del lenguaje para comprender su entorno.
  2. El lenguaje tiene la capacidad de crear; La narrativa parte de la confluencia de las diversas formas intelectosensibles de conocer el mundo, asemejarlo, mejorarlo y transformarlo. La pregunta es si nosotros creamos personajes o los personajes son parte de nosotros como lo explicamos con el Quixote lo que haría en términos Jungianos es un subconsciente colectivo que emerge en la literatura, la política y el arte.
  3. El  Pensamiento Colectivo se refuerza en la mayoría de los casos por medio de los actos verificables más que modificarlos en primera instancia. La narrativa de la colectividad absorbe el hecho concreto para darle un contexto al sujeto que retoma el acto. Al cumplirse esto se cae en la “realidad mítica”

Con base en estos argumentos quien escribe este presente articulo pretende explicar porque la comunicación presidencial tiene el dominio de la agenda pública ya que la narrativa construida mitifica los hechos verificables sea que estén a favor o en contra y ambos grupos se alimentan mutuamente por lo que dada las condiciones de preferencia estadística del presidente este esquema le es conveniente. No puede existir el fiel obradorista si no existe la contraparte de la mafia del poder ya que la sociedad estáx confrontada por la misma persona y no hay canales de comunicación mas allá del presidente lo que habla del fracaso de la oposición de generar un discurso que retome las molestias del sector que no se siente identificado con la Presidencia.

La forma de comunicar del Presidente va enfocado al ámbito religioso, apela la necesidad del mexicano de tener una patria más justa, menos corrupta, donde sea tomado en cuenta aunque este carezca de la capacidad de hacerse tomar en cuenta. Los símbolos del Presidente por ejemplo el “detente” dicen más que mil discursos políticos a la gente que la única esperanza que tiene está en las manos del dios y que este sea copartícipe del mismo ritual le da un sentido de pertenencia a ese grupo del campesinado que se difumina entre el catolicismo del siglo XVI y las viejas remembranzas de una comunidad oral que lo formaron en el campo.
La confluencia de ese México de abajo que se une bajo el manto de lo fantástico,  la religión y la esperanza de un futuro que le ha sido denegado le unen a un líder que conoce sus sufrimientos y sus creencias. Si la oposición busca reponerse sería adecuado que apelen al más mínimo sentido común antropológico del México que se pretende representar. Los peligros de un líder mesiánico no son menores pero se acrecientan al no tener una oposición que pueda hilar un discurso político y social que tumbe los monstruos de lo fantástico de lo que la sociedad mexicana es victima.

En estos últimos párrafos invocaré otro concepto poco ortodoxo en la sociología y que le pediré prestado a los teóricos esotéricos. La polarización de la sociedad mexicana basada en la mitología “Del Ateísmo Comunista” contra los “Cruzados de la mafia del poder” son posibles porque ambos existen, se alimentan uno de otro; la canalización vampírica del subconsciente colectivo forma egregores en una lucha mental de la sociedad mexicana. El egregor se alimenta de cada persona que comparte con cierta colectividad sus anhelos más profundos, según Gaetan Delaforge; “El egregor se crea cuando la colectividad es consciente del anhelo que pretende lograr” empero difiero con el ya que la “energía” que se respira en el ambiente es independiente de la consciencia del individuo por ejemplo en un concierto de rock o en un partido de soccer la gente puede actuar violentamente porque los otros actúan así dejándose llevar por los impulsos que saca la colectividad. Tanto los proAMLO como los antiAMLO no son conscientes de lo que quieren lograr. La mitificación vela la capacidad de ir adelante. En la Odisea; el loto impide seguir el camino de los hombres de Odiseo a base del olvido. El mito genera el olvido. La base “real” queda desembarcada para quedar la leyenda. Si la oposición se queda con la retorica “comunista” y el poder otorga el dátil de palma a la ciudadanía, olvidaran su patria.

Los egregores consumen la energía de quienes los proyectan. Entre más grande sea el egregor menores serán los individuos ya que pierden su identidad personal por el sacrificio de una entidad espiritual conformada por la colectividad. Esto en política se reflejara en el pensamiento único de dos grupos alimentados por el odio o el amor a una persona que busca la máxima concentración de poder mientras que los grupos empresariales que luchan en contra de los grupos empresariales que ostentan el poder en la cara visible de Andrés Manuel mueven sus piezas de una sociedad dividida, fragmentada que renuncio a su capacidad de existir al renunciar a su capacidad de pensar.

Por cierto todo egregor tiene su inicio y final. Si gusta verlo de una manera divertida lea el libro “American Gods” de Neil Gaiman o vea su respectiva serie.
Respecto al egregor del Presidente si es partidario no se enoje con la oposición, hasta al momento le están haciendo el favor. Si el discurso contrario va dirigido contra su persona en vez de contra sus acciones de gobierno acrecentará su causa.

Por el contrario si usted es oposición tomeselo con calma, no le haga el caldo gordo. Evite peleas innecesarias con amigos, familia o vecinos. Por el bien de todos bajemos del plano etérico las discusiones políticas al plano de la cotidianidad. En el mejor de los casos llevemos la polémica al campo de la política de gobierno por los causes institucionales.


Con tu apoyo podremos crear más y mejor contenido ¡Ayúdanos a seguir creciendo!



Notas y bibliografía:

La idea del mito como parte de un hecho histórico se lo escuche a doctores de la Escuela Nacional de Antropología e Historia en unos podcast sobre lo fantástico.
Pueden oír sus podcast los domingos a las 10 pm en el siguiente link de facebook:

https://www.facebook.com/CongresodeloSobrenatural666

Las referencias a Derrida las puede consultar en el libro: “De la Gramatología”, Derrida Jacques, Siglo XXI Editores, 1971.

Las referencias a Gadamer pueden consultarse en el libro: “Verdad y Método”, Gadamer, Hans-George, Ediciones Sigueme, 1977.

Sobre teoría de conjuntos encontré este pdf amigable al lector con bases de secundaria o preparatoria en matemáticas. La explicación de Clase al decir que puede ser un conjunto grandote que contiene muchos conjuntos intuitivamente es “aceptable” pero matemáticamente errónea por lo que se explica en la contradicción dejada a propósito con fines pedagógicos.

http://www.cartagena99.com/recursos/matematicas/apuntes/IntroAlgebraConjuntos.pdf

Definición de Clase en Teoría de Conjuntos.

http://settheory.net/es/clases


La definición de Egregor puede consultarse en Wikipedia o en otros libros que son más de difícil acceso ya que al ser escritos esotéricos dependerá de ciertos grupos esotéricos su difusión o imprenta. Posiblemente en librerías de viejo pueda encontrarse “La Rosa del Mundo” de Danil Andreyev que es más accesible de localizar.


Acerca del autor: Luis Díaz es egresado de la licenciatura en Física por la UNAM, cuenta con cursos de Humanidades en el Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM y actualmente se desarrolla en el servicio público y aspira ingresar al Doctorado en Ciencias Físicas.

¡Comparte en tus redes sociales y con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

1 comentario

Añade el tuyo →

  1. Un articulo muy interesante. Muchas gracias por la ilustración. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022

Tema de Anders NorénSubir ↑