By Oscar Molina

Correo: oscarmol@politicaladvisorsapc.com


Un pequeño gran paso se ha dado respecto a la participación de la mujer en el entorno político de México, esto se debe a que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el pasado viernes 06 de noviembre los lineamientos para garantizar el principio de paridad de género[1] en las candidaturas a gubernaturas para el proceso electoral de 2021.

Con nueve votos a favor y dos en contra, el Consejo General del INE avaló el acuerdo por el que se establece que los partidos políticos deberán registrar a al menos 7 mujeres de las 15 candidaturas a gubernaturas que se disputarán en las elecciones de el próximo 6 de junio del 2021.

Dicho proyecto cita lo siguiente: «De las 32 gubernaturas de las entidades federativas, únicamente 2 se encuentran ocupadas por mujeres, de las cuales, 1 (Sonora) se renovará en 2021. De modo que, si 7 de las 15 gubernaturas que se elegirán en 2021 son ocupadas por mujeres, sumadas a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, se alcanzaría, al menos, 8 mujeres en los Poderes Ejecutivos de las entidades federativas, con lo cual, se obtendría que cerca de un 25 por ciento de estos cargos sean ocupados por mujeres, reduciendo la brecha de desigualdad que ha existido entre mujeres y hombres para asumir estos cargos de representación política.»

Un logro de esta magnitud no se daba desde que las mujeres obtuvieron el derecho a votar y ser votadas desde el 17 de octubre de 1953, ahora a casi 70 años de tal evento y con estas disposiciones se espera que las mujeres obtengan al menos el 25% del total de la titularidad del poder ejecutivo federal.

Aunque estas disposiciones no son del todo nuevas, tuvimos que pasar por 3 reformas para alcanzar este logro. Nos tenemos que remontar a la reforma del 2014 en la que se establecían los primeros cimientos hacia una paridad de género en el ámbito electoral mexicano, y si bien esta reforma no fue suficiente propició que en las elecciones locales de algunas entidades se diera la paridad en los candidatos; se tiene conocimiento de casos en los que los partidos postulaban a una mujer por cada hombre postulado, también existían regiones en la que los suplentes de los candidatos eran del sexo opuesto (si un hombre iba de titular una mujer debía ser suplente, o viceversa.)

Otra de las reformas que fue parteaguas para alcanzar la paridad fue la reforma llamada «paridad en todo», aprobada en junio de 2019, esta reforma obliga a que la integración de los Poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), así como la de sus equivalentes en las entidades y municipios, sea equitativa. En específico: «Los gobiernos estatales y ayuntamientos tendrán que ser integrados, de manera equitativa, por mujeres y hombres. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estará integrada por ministras y ministros. La conformación de los órganos jurisdiccionales se realizará mediante concursos abiertos, con igual número de mujeres que de hombres. De la misma manera, se aplicará para los partidos políticos, órganos autónomos y en cualquier entidad, órgano u organismo que ejerza funciones de autoridad en el ámbito de la Federación, las entidades, los municipios y las alcaldías de la Ciudad de México.»

Y por ultimo, pero no menos importante fue la reforma «La violencia política contra las mujeres por razón de género» aprobada en abril del 2020. Esta reforma comprende a «todas aquellas acciones u omisiones tanto en la esfera pública o privada, que busquen o tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio de los derechos político electorales de una o varias mujeres, el acceso al ejercicio de un cargo, labor o actividad, el libre desarrollo de la función pública, la toma de decisiones, la libertad de organización o bien el acceso y ejercicio a las prerrogativas cuando se trate de precandidaturas, candidaturas, funciones o cargos públicos del mismo tipo.»

Desde el 2015 ha habido 222 candidatos a gubernaturas, de las cuales tan solo el 17.57% han sido mujeres, el resto hombres. Lo que pretende esta serie de reformas es impulsar la participación de la mujer en los procesos electorales, sobretodo que existan más mujeres que aspiren a las gubernaturas de los estados.

Sin embargo, no es todo miel sobre hojuelas, porque existe rechazo por parte del senado, especialmente por la bancada Panista y la de Morena encabezada por el Senador Ricardo Monreal quien dice que el INE no tiene facultades legislativas para imponerse sobre las candidaturas. Gracias a esto ha surgido debate sobre si se debe imponer la paridad en las contiendas electorales, se piensa que la obligatoriedad no le hace un bien a la política mexicana, si en ocasiones las personas que quieren los puestos hacen un mal trabajo, el trabajo que realice un candidato/a electo impuesto no se vislumbra de mejor manera.

Se debería optar por fomentar la participación, que más mujeres se vayan sumando por gusto y no sólo por ser un requisito impuesto por el INE. Queremos ver más Griselda(s) Álvarez (primera mujer electa gobernadora de un estado), Amalia(s) García (Exgobernadora de Zacatecas), Dulce María Sauri(s) (Exgobernadora de Yucatán y actual presidenta de la cámara de diputados), Claudia(s) Pavlovich (Gobernadora de Sonora), Claudia(s) Sheinbaum (Jefa de gobierno de la CDMX) y Kamala(s) Harris (Vicepresidenta electa de Estados Unidos.)

Que exista la libre participación de quien tenga la convicción y vocación de servir al pueblo sin importar el género. No existe nada mejor que un político con verdadera vocación de servir a su pueblo y no el servirse del pueblo, esa hambre por querer ver a un México mejor no se logra con imposiciones, se logra con ganas, con trabajo, con determinación, y con la participación de todos los ciudadanos.


Con tu apoyo podremos crear más y mejor contenido ¡Ayúdanos a seguir creciendo!



[1] «La paridad de género» es un principio que se utiliza para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres en el acceso a puestos de representación política. Es un criterio estipulado en la Ley para asegurar la participación igualitaria en la definición de candidaturas. Se prevé en la Constitución que los partidos políticos promoverán y garantizarán la paridad entre los géneros en la integración y postulación de candidatos a los cargos de elección popular para la integración del Congreso de la Unión y los Congresos de los Estados.


Bibliografía:

Molina, B. E. (2014). La paridad de género: eje de la reforma político-electoral en México. Revista Mexicana de estudios electorales, 31-74.

Raziel, Z. (2020). INE aprueba paridad: partidos deberán postular a 7 mujeres en 15 candidaturas a gubernaturas de 2021. Obtenido de Animal Político: https://www.animalpolitico.com/2020/11/ine-partidos-candidaturas-gubernaturas-a-mujeres-para-2021/

Zorrilla, F. (2020). La reforma sobre violencia política de género. Obtenido de Nexos: https://eljuegodelacorte.nexos.com.mx/?p=11431


Acerca del autor: Oscar Molina es estudiante de Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM y ex pre-candidato a diputado local.

¡Comparte en tus redes sociales y con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email