GESTIONAR FONDOS EN TIEMPOS DE CRISIS

By Martha Guevara

Correo: mguevara@politicaladvisorsapc.com


Desde su inicios, muchas Organizaciones de la Sociedad Civil han visto moros y trinchetes cuando de financiamiento y recaudación de fondos se trata, incluso no existiendo emergencias sanitarias como la que actualmente se vive.

La gestión de recursos es importante para la sobrevivencia de las OSC, pero también es importante dar un paso atrás y recordar que desde sus inicios solo estaba un problema y una necesidad que no siempre el sector gubernamental puede atender; de esta manera la sociedad civil comenzó a organizarse, abordar y resolver ese problema, buscando como ahora una solución, así fue que surgieron muchas organizaciones apoyando diferentes causas sociales o problemas sociales, lo único en mente dentro de cada organización era apoyar su causa social  o como se llama entre las organizaciones su “razón de ser”.

Aquí es fundamental tener presente la “razón de ser” de cada organización, ya que fomenta el deseo de formar parte e inspira el trabajo de los colaboradores a través de un sentido de pertenencia que vincula las necesidades, expectativas,  deseos de una persona y su organización.

Es importante resaltar que si bien las OSC no están constituidas como personas morales con actividad empresarial, deberán tomar medidas de tipo empresarial para seguir llevando a cabo su “razón de ser”.

Con lo anterior, nos referimos a estrategias de comunicación e intercambio que las empresas llevan a cabo a un nivel macro, pero que como OSC pueda ser realizada a través de redes de colaboración, estrategias creativas y una introspección a la “razón de ser” de cada OSC.

A continuación algunos tips que pueden llevarse a cabo para no caer en pánico y tomar decisiones inteligentes ante este momento de crisis:

  1. AUTOCONOCIMIENTO
  • Saber quiénes son organizacionalmente hablando, les permitirá reconocer sus áreas de oportunidad, podrán hacer uso de herramientas como un FODA o una Matriz de Marco Lógico, ubicando las fortalezas así como puntos de mejora.
  •  Una vez que identifiquen cuáles son sus fortalezas organizacionales (capital humano, personal operativo, bienes muebles e inmuebles, programas de intervención), deberán enlazarla con su necesidad.

2. ADMINISTRAR LOS RECURSOS

  • En efecto “no es tiempo de vacas gordas”. La elaboración de un Programa de Organización Anual (POA) deberá priorizar las necesidades inmediatas de acuerdo al rubro que atienden.
  •  Este tiempo obliga a aprender a administrar los recursos dinero, tiempo, y relaciones de manera organizada.

3. FORMULEN UN PLAN

  • Generen soluciones creativas y conjuntas. Reúnan a todo el equipo de trabajo – operativo y administrativo – y juntos realicen un ejercicio de lluvia de ideas y retroalimentación.
  • Algunas ideas que podrían rescatar de este ejercicio serían:
    • Hacer una rifa
    • Vender productos con causa
    • Habilitar un proyecto a través de plataformas de crowdfunding
    • Repensar el trueque de insumos o servicios entre las OSC´s,
    • Formular un proyecto para solicitar recursos ante la emergencia, aunque si esta es su opción, deben considerar que usualmente lleva un tiempo todo el proceso.
    • Si tu Organización elabora productos, pensar en nuevos canales de distribución comunitarios.
    • Acercamiento con el voluntariado.

4. TRABAJEN EN RED

  • Partiendo de las preguntas ¿Qué puedo aportar a otras organizaciones? y ¿Qué me pueden aportar?, generen alianzas estratégicas para solventar sus programas. El apoyo legal, atención psicológica, asesorías financieras, talleres, seminarios e intercambio de insumos para la operación siempre son bien recibidos.
  • Únanse a una red, preferentemente que sean del mismo rubro, esto les permitirá ampliar, y maximizar los recursos en ambas organizaciones, sumando esfuerzos.
  • Creen una relación entre las organizaciones con la que sientan que tengan una visión en común, recuerden que en el tema social: “No Hay Competencia, Si No Colaboraciones

5. COMUNICACIÓN

  • Siempre comuniquen su causa, sus necesidades, reporten a sus donantes para que usaran los recursos, siéntanse orgullosos de visibilizar su trabajo.
  • Involucren a la comunidad. Muchas veces el vecino no conoce nuestra causa – y ha vivido 20 años a un lado de la Organización- Confíen en que la comunidad apoyará la causa. Así esta se siente parte del cambio y comparte la “razón de ser” de nuestra organización.
  • Siempre sean transparentes. Ante los medios, las organizaciones hermanas, los donantes, los beneficiarios, la comunidad. La rendición de cuentas es muy importante en tiempos de incertidumbre.

Y recuerden organizaciones:

  • Mantengan la calma, “Un día a la vez”. Siempre consulten cualquier acción con su Patronato, cumplan con todos los criterios legales y consulten su Acta Constitutiva, esto les permitirá conocer mejor su margen de maniobra.

A veces las eventualidades llevan a que sucedan ideas que no podríamos imaginar


Con tu apoyo podremos crear más y mejor contenido ¡Ayúdanos a seguir creciendo!



Acerca del autor: Martha Guevara es politóloga, egresada en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán – UNAM, especialista en temas de Responsabilidad Social y OSC’S.

¡Comparte en tus redes sociales y con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

1 comentario

Añade el tuyo →

  1. Olivia González agosto 18, 2020 — 3:57 pm

    Felicidades, realmente es muy importante no caer en pánico, los recursos económicos son escasos pero la sugerencia del trabajo en equipo y en red son pertinentes, así como la consideración de la planeación estratégica y el programa operativo anual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022

Tema de Anders NorénSubir ↑