LA AUSTERIDAD DE LA 4T Y LOS ÓRGANOS CONSTITUCIONALES AUTÓNOMOS.

By Adriana Jaramillo

Correo: valejaramillo.40@politicaladvisorsapc.com


Los órganos constitucionales autónomos (OCA) son una nueva forma de control del poder. Estos órganos ocupan un papel relevante en la división de poderes del Estado mexicano. Regularmente los Estados modernos adoptan la doctrina de división de poderes que permite establecer pesos y contrapesos entre Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial, teniendo cada uno a su cargo tareas específicas que permiten el funcionamiento del Estado.

La evolución del Estado exige nuevos entes que puedan formar parte del control del poder y como resultado de tal evolución se crea los OCA.

Hasta antes de la década de los 80 los OCA no existían en México. Al crearse tales órganos, el ordenamiento jurídico dotó de autonomía, facultades y atribuciones a éstos, las cuales les han permitido entablar relaciones de coordinación con los tres poderes.

Una de sus principales políticas del actual gobierno federal, autonombrado la 4T, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador es la política de austeridad, que implica reducir los gastos del Estado en la mayor medida posible, lo que se ha traducido en recortes presupuestales a los OCA e incluso en la posibilidad de desaparecerlos.

Los recortes presupuestales son una amenaza a la autonomía financiera que poseen por naturaleza los OCA, puesto que los limita en su actuación. La política de austeridad no debe de significar frenar el gasto de este tipo de órganos, ni la desaparición de estos.

El presidente López Obrador ha manifestado abiertamente su postura ante los OCA, diciendo que el papel de estos entes es “moda neoliberal”, una “simulación” y una “farsa”.

El 15 de mayo del 2019 el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) –considerado un OCA- por decisión del gobierno federal desaparece. La desaparición del INEE fue una amenaza directa al resto de los OCA, así como también lo es el constante discurso descalificador del presidente que refleja una abstinencia a los contrapesos y a la autonomía porque al parecer de él, son mecanismos corruptos.

El senador Ricardo Monreal Ávila, elaboró la iniciativa que pretende extinguir a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) , y en su lugar crear el Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (INMECOB). Este instituto adoptaría las tareas que ya tienen a su cargo los primeros tres órganos antes ya mencionados. Una de las justificaciones para la extinción de estos órganos es mejorar su estructura orgánica para optimizar sus recursos de forma austera.

El presidente López Obrador no hizo esperar su postura y respaldo la iniciativa del senador Monreal, “nosotros todo lo que signifique ahorrar lo vemos bien, le costaba mucho al pueblo mantener al gobierno, era un gobierno mantenido y bueno para nada”, dijo el presidente (Sánchez, 2020).

Pero la opinión de expertos tampoco se hizo esperar y refutaron la justificación de la austeridad para la desaparición de los tres OCA. “En conjunto la Cofece, el IFT y la CRE representan únicamente el 0.04% del presupuesto federal (PEF) 2020. El costo presupuestal no llega ni al 1%, sin embargo, los costos de afectar a estos órganos autónomos pueden ser inmensamente mayores” (Guadarrama 2020).

No obstante, el presidente insiste en revisar la probabilidad de desaparecer a más de 100 organismo autónomos (Animal político, 2020). La autonomía que poseen estos órganos es su gran característica, gracias a esta pueden actuar sin la intervención arbitraria de otro ente y entablan relaciones de coordinación con los Poderes tradicionales (Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial) para cumplir con sus funciones. La autonomía de los OCA permite la descentralización de funciones lo que los convierte en entes de control.

La posición en general del gobierno federal ante los OCA no es algo que sorprenda, ya que es muy bien percibida la incomodidad que le generan este tipo de órganos la cual va más allá del tema de austeridad.

Particularmente, la postura de López Obrador deja entrever una añoranza al antiguo presidencialismo, en donde no existían los contrapesos necesarios que se opusieran al control y centralización del poder. Antes de la llegada del actual gobierno federal probablemente, no se percibía una amenaza tan constante de la desaparición de los OCA, sin embargo, esta se volvió tan perceptible desde los discursos de López Obrador, hasta los recortes presupuestales a estos órganos, así como la desaparición del INEE.

Los OCA no deben de verse como el enemigo de ningún gobierno democrático, deben ser aceptados por los gobiernos y trabajar en conjunto. Atacar a los órganos constitucionales autónomos es atacar a la democracia.


Bibliografía

Animal político. AMLO analiza desaparecer más de 100 organismos autónomos y presentar reforma constitucional. 19 de junio, 2020. Consultado en https://www.animalpolitico.com/2020/06/amlo-refoma-para-desaparecer-100-organismos-autonomos/

Guadarrama, Manuel. Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) Órganos Autónomos. 16-06-2020. Consultado en https://imco.org.mx/organos-autonomos/ Sánchez Enrique. Excelsior. Respalda López Obrador iniciativa de Monreal sobre IFT, CRE… 12/06/2020. Consultado en https://www.excelsior.com.mx/nacional/respalda-lopez-obrador-iniciativa-de-monreal-sobre-ift-cre/1387579


Acerca del autor: Adriana Jaramillo es egresada de la licenciatura en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa.

¡Comparte en tus redes sociales y con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

1 comentario

Añade el tuyo →

  1. Super interesante el aporte!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022

Tema de Anders NorénSubir ↑