By Danitza Morales

Correo: danitzamoralesgomez@politicaladvisorsapc.com


Las elecciones del 2021 serán marcadas por un hecho sin precedentes, la pandemia por SARS-COVID 2. Ya se tuvo una muestra con el proceso en Hidalgo y Coahuila el pasado octubre, sin embargo, para el 2021 deberá existir una coordinación minuciosa entre el Instituto Nacional Electoral (INE) y los Organismos Públicos Locales (OPLEs). 

Los organismos electorales no deben poner en riesgo la salud de los ciudadanos que ejercerán su sufragio, ni a las y los funcionarios en casillas y a las personas integrantes de las juntas electorales que participarán en la jornada electoral más grande de la historia. Será un proceso con gran concurrencia electoral, es decir que en el orden federal se elegirán 500 Diputadas y Diputados, mientras que en lo local serán electas 15 personas titulares del Ejecutivo estatal, la totalidad de legisladores en 30 de 32 Congresos locales y 1,926 ayuntamientos y alcaldías.

Los partidos políticos y las candidaturas independientes organizan ya sus estrategias de campaña. No solamente se combatirá al abstencionismo electoral el 6 de julio del 2021, sino que también necesitará una fórmula para no perder votos y el partido en el poder no es la excepción. Morena está buscando alianzas y acuerdos que le permitan mantenerse en el poder.

El presidente de la República, Andrés Manuel López, Obrador sabe que no solo no puede perder los votos que lo hicieron llegar a la presidencia en 2018, sino que debe sumar una fuerza electoral de proporciones mayúsculas para obtener la mayoría en la federación, los Estados y los municipios.

Sin embargo, López también está resintiendo los estragos de la pandemia, no solamente en la salud y economía nacional, sino en su imagen. Por más encuestas que presente, o arreglos al informe de gobierno, el pueblo mexicano lleva más de 8 meses resistiendo los golpeteos de la pandemia.

Pero el gran tema de la crisis obradorista de 2020, puede convertirse en su salvavidas en 2021. La jugada maestra que le puede dar el triunfo a su partido es la vacuna contra el covid. Sin embargo, será una jugada contra el tiempo.

El primer paso es que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a cargo del Dr. Hugo López Gatell autorice la vacuna y 5 días después la vacuna llegaría a México. Posteriormente, se repartirán a los puntos de vacunación a cargo de la Secretaría de Salud y justo ahí es la organización fina que no se les puede ir de las manos.

Por otro lado, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard mencionó que en los próximos días presentarán un plan preliminar, plan que no debe tener un solo error ni en su planeación, ni en su ejecución.

Andrés Manuel sabe que cada vacuna costará votos. Votos que él necesita.  Una buena planeación lo remontará de cara a las elecciones, una mala, podría hundir sus esperanzas y las de su partido para ganar más representación política.


Con tu apoyo podremos crear más y mejor contenido ¡Ayúdanos a seguir creciendo!



Acerca del autor: Danitza Morales estudió Derecho y Ciencias Políticas en la UNAM, cuenta estancias académicas en la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Chile y el Senado de la República.

¡Comparte en tus redes sociales y con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email