By David Cortes

Correo: davidcc@politicaladvisorsapc.com


La pandemia se ha llevado a más de 100 mil personas; a sus familiares les mando un abrazo junto con mi más sincero pésame. Nadie hubiera podido predecir que esto pasaría, y aunque tuvimos el rozón del AH1N1 hace poco más de 10 años, aquella enfermedad no llegó a la severidad de lo que hoy estamos viviendo y que ha cambiado la vida de los que tenemos la fortuna de estar todavía aquí para llegar a diciembre, gracias a Dios.

Es complicado hablar de estrategia cuando no hay una, cuando se rebasan todas las predicciones y la gente no está recibiendo incentivos para quedarse en casa y peor aún, se ve obligada todavía más a salir al cerrar negocios y perderse empleos. Cuando el PAN denuncia al subsecretario de Salud por negligencia criminal no se puede hablar de resultados o de un gobierno que dé respuestas a las inquietudes de la ciudadanía.

Se pudieron haber hecho muchas cosas pero todas dependían de un factor; que el presidente admitiera que su política de ‘Austeridad Republicana hasta llegar a la Pobreza Franciscana’ estaba mal –admitir un error es algo inaudito para él, y todavía más lo es escuchar a otras personas- y que debía empezar a plantear un esquema de apoyos que fuera verdaderamente útil para la población mexicana, en vez de enfocarse en sus proyectos clientelares que dan buenos números para leerse en el informe pero que no se ven reflejados en el día a día de la población.

Una evaluación de avances en salud pública en estos últimos dos años trae a colación el tema del INSABI, que no cuenta con un esquema de financiamiento congruente con sus objetivos de cobertura universal y que para el año que entra tendrá que disminuir un tercio su gasto per cápita al tener que transferir recursos a la Tesorería de la Federación para hacerle frente a la pandemia.

Cuando la OMS te dice que te tomes la pandemia en serio por el elevado número de muertes y por otro lado nuestro presidente no usa cubre bocas, diciendo que los encargados de salud en el gobierno federal le dijeron que no sirve de mucho; se dice todo lo que se puede decir sobre la OMS y México, o al menos en este país bajo la presidencia actual.

La pandemia va para largo, y aunque ya hay noticias de vacuna, no debemos bajar la guardia y debemos trabajar por tener un esquema sobre cómo se conseguirán y aplicaran las vacunas, así como resolver el tema que quedó pendiente durante la formación del presupuesto sobre de dónde saldrá el dinero para pagarlas.

Invito a la población a pasar estas fiestas de fin de año en casa, teniendo en cuenta siempre que la salud es primero. Pronto podremos estar en familia, pero primero, debemos cuidarnos entre todos, a distancia.


Con tu apoyo podremos crear más y mejor contenido ¡Ayúdanos a seguir creciendo!



Acerca del autor: David Cortes es egresado de la Facultad de Economía de la UNAM y fue asesor de Campaña en 2018.

¡Comparte en tus redes sociales y con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email